Provinciales

8M en Corrientes

8M en Corrientes
09/03/2018 10:46 |  Este 8 de marzo no fue un día más en el calendario: estuvo signado por el paro internacional de mujeres, que en Corrientes se desplegó en diferentes sectores con el propósito de dar cuenta el papel que ellas cumplen en el mundo.

 Esto a su vez permitió que la calle se nutra del protagonismo femenino que marchó, por diferentes puntos, a fin de reivindicar las necesidades latentes para llegar a una plena igualdad.

Por la tarde la movilización se inició en la plaza Cabral, donde el reclamo contra la violencia de género, la brecha y precariedad laboral y la lucha contra la desigualdad, estuvo complementado con una serie de intervenciones artísticas alusivas.

El encuentro comenzó a las 17 bajo un frondoso árbol, situado en peatonal Junín, desde el cual se desprendían llamativas telas que dos chicas utilizaban para realizar acrobacias y piruetas. Mientras tanto, las que iban llegando se acomodaban en los costados y algunas mujeres preparaban los carteles alusivos.

El evento reunió a miembros del Colectivo de Mujeres Organizadas Corrientes, junto con integrantes de agrupaciones políticas y varias mujeres autoconvocadas.

Fuente:El Litoral

En pocos minutos ese sector de la plaza se colmó de mujeres de diferentes edades. Muchas ya se habían agrupado gestando un paisaje cargado de simbolismos: el color violeta formaba parte del atuendo de la mayoría, en alusión a la lucha contra la violencia de género; los pañuelos verdes dijeron presente, signo del pedido de aborto legal, gratuito y seguro; e incluso algunas se animaron a desvestir su torso o bien a cubrir su pecho con Body Paint, y carteles que advertían que “Con ropa o sin ropa mi cuerpo no se toca”.

“El machismo se nota en la calle, se nota en todos lados. A la mujer no se la reconoce por su trabajo. Necesitamos que eso se termine de una vez, no queremos más violencia contra nosotras”, expresó Cecilia a El Litoral. En otro costado de la plaza, Yoselyn comentó: “Tenemos los mismos derechos que los hombres, pero a veces a nosotras nos catalogan que tenemos que ser de una determinada manera. Es la primera vez que vengo a una marcha y lo hago porque considero que es necesario que digamos basta”.

Cada una de las entrevistadas coincidió en que el paro es un llamado de atención ante la necesidad de la reivindicación de la igualdad de género y la emergencia ante los casos de femicidios. “Cómo puede ser que sigan muriendo mujeres, y no cambien las cosas”, expresó Vanesa.

Performance Alrededor de las 18, se prepararon para marchar, pero minutos antes comenzaron las intervenciones artísticas. Mujeres candomberas, entre bombos, bailaron en plena peatonal.

Luego entre la multitud aparecieron mujeres del pasado, cuyas historias de vida revivieron en escenas que relataban retazos de su papel en el mundo. Así por ejemplo Juana Manso, vestida de guardapolvo blanco indicó: “Soy escritora, mujer, la primer feminista de Argentina. Estoy convencida de que la educación librará a las mujeres del lugar doméstico que se les ha asignado, de ser hembras reproductoras, eso les enseñará que la mejor arma es la inteligencia”.

Pasaron por el escenario urbano, Juana de Arco, Alicia Moreau, las mujeres de plaza de Mayo, Evita, y entre otras. Esta actividad atrajo a personas, que caminaban inadvertidos, pero que se detuvieron a mirar la función y hasta aplaudieron el mensaje.

Al cierre de la performance, las mujeres avanzaron por peatonal con carteles que interpelaban en los principales reclamos: “Vivas nos queremos”, “Aborto legal, gratuito y seguro ya”, “Este cuerpo es mío no se toca, no se viola, no se mata”.

La marcha culminó en plaza Vera, donde se leyó un documento con los principales reclamos reunidos por el Colectivo de Mujeres Organizadas durante las asambleas que se realizaron desde hace más de un mes. Allí mismo, continuó la tarde con música de Guaynará, Erika Amacay, Bardo Dúo y el coro del Colectivo de Mujeres Organizadas.