Internacionales

Informe de la Casa Blanca

Informe de la Casa Blanca
09/01/2018 10:32 |  Donald Trump reduce su día laboral para mirar tele y tuitear Ahora llega mucho más tarde al Despacho Oval. Su primera reunión recién comienza a las 11 de la mañana. ¿Qué hace hasta entonces?

 El presidente estadounidense, Donald Trump, redujo sus jornadas laborales y ahora llega mucho más tarde al Despacho Oval que al inicio de su mandato hace casi un año y mantiene menos reuniones, según reportó este martes la agencia de noticias web Axios.

El sitio citó tuvo acceso a filtrados planes de trabajo internos de la Casa Blanca, que son más detallados que los que son enviados a los medios de comunicación, y a datos de empleados gubernamentales.

Desde las ocho hasta las once de la mañana, Trump hace uso del "Executive Time", lo que se puede traducir como "tiempo ejecutivo". Según indica el plan de trabajo, pasa este lapso en el Despacho Oval.

Pero en realidad Trump permanece casi siempre en el sector residencial de la Casa Blanca, para tuitear y ver noticias en la televisión por cable. Por lo general Trump aparece después de ese horario para su primer encuentro de trabajo en su oficina.

En comparación, su antecesor George W. Bush por lo general llegaba al Oval Office a más tardar a las 6:45, y su predecesor directo, el demócrata Barack Obama, lo hacía entre las nueve y las diez, tras su habitual sesión matutina de ejercicios de fitness.

En total, las jornadas laborales oficiales del actual presidente son relativamente cortas, según Axios: alrededor de las 18 horas se retira nuevamente a la zona residencial. Previamente Trump mantuvo una o dos reuniones, pero pasa buena parte del tiempo con llamadas telefónicas y nuevamente viendo televisión.

La portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, se refirió a Trump como "una de las personas que trabaja más duro que jamás haya visto". Por lo general Trump tiene días largos, cada semana y durante todo el año, fue citada por Axios.

Los periodistas han reconocido reiteradamente, según Sanders, "que desearían que el presidente redujera su ritmo, porque a veces se les complica seguirlo".

Fuente: dpa