Provinciales

Con la fe intacta en la Virgen de Itatí, el pueblo peregrino seca sus lágrimas por la inundación

Con la fe intacta en la Virgen de Itatí, el pueblo peregrino seca sus lágrimas por la inundación
14/07/2017 10:28 |  Calcular las pérdidas con exactitud es imposible. Son muchos quienes vieron cómo el agua se llevó años de esfuerzo. Y aunque fueron protagonistas de una emergencia más prolongada que la del 98, su fortaleza espiritual no menguó. Ayer, se congregaron frente a la Parroquia de San Luis y en procesión arribarán hoy a la Basílica.

 El paisaje de San Luis del Palmar cambió. Decenas de familias están volviendo a empezar luego de que la creciente los obligara a permanecer casi dos meses fuera de sus hogares, los dejara sin sus chacras y hasta sin aquellos animalitos que crían para su sustento diario. Pero lo que no varío es la fe que hace 117 años se traduce en una multitudinaria peregrinación que cada 13 de julio se dirige a la Basílica de Itatí, para compartir allí un nuevo aniversario de la Coronación Pontificia de la Virgen. Un acontecimiento que se conmemora el domingo. Ya en la tarde del miércoles, feligreses de distintos parajes de la jurisdicción, de Lomas de Vallejos, Mburucuyá y Empedrado ya estaban congregados en San Luis. Y ayer, antes que el sol iluminara el poblado, la mayoría de los peregrinos comenzaron a prepararse para reunirse frente a la iglesia. Mientras que otros, ya estaban apostados sobre la Ruta Provincial Nº 5 esperando que la procesión pasara para sumarse a la tradicional procesión que este año se desarrolla bajo el lema “En tiempos de prueba, acudamos a Dios, bajo el manto de María”. “Son tiempos difíciles pero acá estamos, renovando nuestra fe en nuestra Madre”, afirmó uno de los peregrinos que minutos antes de las 8 hablaba con los demás integrantes de su familia para tratar de conseguir un lugar frente a la iglesia, donde un numeroso grupo de personas ya esperaba el inicio oficial de la peregrinación y disfrutaba de los acordes ejecutados por la banda de música de la Policía de la Provincia. Los acordes se detuvieron cuando las campanas comenzaron a sonar y por micrófono anunciaron la salida de San Luisito.

FUENTE: EL LITORAL