Locales

Macri y los derechos laborales: ¿Añoranza de otras época?

Macri y los derechos laborales: ¿Añoranza de otras época?
23/06/2017 18:21 |  La visión de un simple ciudadano preocupado por entender ¿HACIA DONDE VAMOS? (…) Por Cr. José Niveyro

 AMALITA FORTABAT Y LOS FAVORES DE LA DICTADURA Corría 1976 y el Dr. Carlos Alberto Moreno, abogado de la Asociación Minera Argentina (AOMA) había ganado un juicio laboral por daños a la salud del obrero Florencio Paniagua. Su enfermedad, silicosis, era profesional, es decir, consecuencia de su trabajo al aspirar el silicio que emana de las canteras. Pronto recibió otro caso parecido, del obrero Juan Ventura Zabala, pero a este no lo terminaría. ¿QUE PASO? El 24 de marzo de 1976 una asociación ilícita conformada por los jefes militares, empresarios, obispos, medios de prensa y unos cuantos políticos tomó por asalto y a mano armada el Estado Argentino. ¿Por qué asaltaron el poder? Y sobre todo ¿a favor de quien o de quiénes? Para muestra basta un botón, suele decirse. ¿QUE FUE DEL DR. CARLOS ALBERTO MORENO? En abril de 1977 fue secuestrado en una calle de Olavarría por un grupo de tarea de la dictadura. Desde entonces está desaparecido. Su hijo Matías Moreno, que entonces tenía un año y medio, se constituyó en querellante ante la justicia y logró que los asesinos fueran enjuiciados y condenados. El Dr. Moreno había sido llevado a una chacra de Tandil (que hacía de campo de concentración) propiedad de los hermanos Emilio y Julio Mendez , empresario rurales colaboradores de la dictadura. Felizmente, todos los implicados en el caso fueron condenados en 2012 (35 años después): los coroneles Julio Alberto Tommasi e Italo Pappalaro, el suboficial Jose Luis Ojeda y los citados empresarios rurales, que fueron los primeros civiles, cómplices del terrorismo de Estado, condenados. LAS VINCULACIONES CON “LOMA NEGRA” DE AMELITA FORTABAT El Dr. Moreno había litigado contra la empresa Loma Negra. Su dueña, Amelita, era junto con Ernestina Herrero de Noble (del grupo Clarín) y la eterna animadora Mirta Legrand, las “niñas mimadas” de los genocidas. El Tribunal de Mar del Plata ordeno investigar sus vinculaciones con los crímenes de la dictadura. Se abrió entonces un expediente donde se investiga la desaparición de los obreros Andres Staldeker, Eustorgio R. Arengo, Walter Peralta, Manuel Antunez, Antonio Alvarez, Jose Ricciardi, entre otros, todos trabajadores de Loma Negra. Esto llevó a decir al querellante Dr. Romero (h) que, si viviera, Amelita debería estar procesada, si no detenida, como tantos otros empresarios que denunciaban como “subversivos” a sus trabajadores cuando reclamaban mejoras laborales. Recordemos que, según el informe Nunca Más, el 50 % de los desaparecidos eran trabajadores o empleados secuestrados en su trabajo, en su casa o en la calle, no en enfrentamientos. El Dr. Moreno se suma a la desaparición y asesinato de otros 11 abogados laboralistas, entre ellos el Dr. Norberto Centeno, autor de la Ley de Contrato de Trabajo aun hoy vigente. Los informes contables ordenados por la justicia demuestran que, luego del golpe del ’76, Loma Negra se ahorró el 72 % del monto que erogaba por indemnizaciones laborales. ¿Se entiende por qué molestan a Macri los abogados y jueces laboralistas, cuyo grupo económico fue de los más favorecidos durante la dictadura? ¿Se entiende por qué la Unión Industrial Argentina y la Sociedad Rural salieron rápidamente a respaldarlo? ¿Se entiende por qué Cambiemos quiere frenar los juicios y liberar a quienes fueron sus guardaespaldas y complices?