Locales

TRUMP: ¿EL HUGO CHAVEZ DE ESTADOS UNIDOS?

TRUMP: ¿EL HUGO CHAVEZ DE ESTADOS UNIDOS?
12/11/2016 10:09 |  La visión de un simple ciudadano preocupado por entender ¿HACIA DONDE VAMOS? (...) Por Cr. José Niveyro

 AMBOS SON FRUTO DEL HARTAZGO DE UN SISTEMA POLITICO Hugo Chavez Frias, el desconocido teniente coronel que intentó un golpe en Venezuela en 1992, fracasó, pero sembró la semilla de una alternativa frente a una clase política cara, corrupta, parasitaria y al servicio incondicional de los poderes económicos mundiales. En efecto, los dos partidos mayoritarios que se sucedían desde décadas en el gobierno, el Demócrata Cristiano (liberal de derecha) y Acción Democrática (socialdemócrata), terminaron representando los mismos intereses, las clases altas y aplicando a rajatablas las políticas neoliberales recomendadas por el Consenso de Whasington y el F.M.I. (Fondo Monetario Internacional). Como en la Argentina en 2001, aquellas políticas que generaban cada vez más pobreza y desocupación estalló en 1989 cuando miles de venezolanos salieron a las calles a protestar. La brutal represión dejó unos 300 muertos y centenares de heridos y desaparecidos. El sistema bipartidista mantenido mediante el poder económico, militar y mediático se fue debilitando cada vez más hasta que en 1998 Hugo Chavez se presenta en elecciones y triunfa con el 56 % de los votos. EL CASO DE DONALD TRUMP Al parecer (según coinciden los principales analistas) Trump es también el fruto del hartazgo de muchos norteamericanos con un sistema bipartidista y una clase política que se viene sucediendo en el gobierno, pero por derecha. Una clase política que se representa a sí misma y que ha creado un sistema armado de modo tal que ninguna fuerza nueva pueda ser capaz de aspirar siquiera a triunfar en una elección. Al igual que en Venezuela y en otros países, se suceden en el gobierno un partido claramente de derecha, como el Republicano y otro más liberal o más a la izquierda como el Demócrata pero en lo fundamental ambos representan los intereses de la clase alta norteamericana (exponentes del sistema financiero y económico, particularmente ligado a la industria armamentista que necesita de permanentes guerras para mantener sus suculentas ganancias). Representan una Plutocracia, no una Democracia. Trump, si bien se presentó por el partido Republicano, prácticamente es un multimillonario que está fuera del sistema. Tuvo que competir solo aun contra su propio partido, contra el establisment del Wall Street y del Pentágono y de los principales medios de comunicación. Y pudo hacerlo por su mensaje y porque es multimillonario LOS PELIGROS PARA NUESTRAS DEMOCRACIAS Cuando los sistemas políticos dejan de representar los intereses de las mayorías populares, el riesgo es siempre la violencia social y la posibilidad de que aparezcan por fuera del sistema político alguien que le dé o le prometa una salida. Salida que puede reencauzar el sistema democrático o no. Por eso, las experiencias de "golpes parlamentarios" de derecha como los dados en Paraguay y Brasil para burlar la voluntad popular, son peligrosos. O llegar al gobierno mediante el bombardeo mediático, con promesas que no serán cumplidas y, peor aún, para aplicar políticas diametralmente opuestas a las promesas electorales, es jugar con la paz social y con la credibilidad del sistema democrático. Esas prácticas terminan siempre con el pueblo en las calles y las fuerzas de seguridad o militares reprimiendo, encarcelando y matando ciudadanos.