Locales
¿HACIA DONDE VAMOS?

¿HACIA DONDE VAMOS?
19:21 |  LOS AUTOACUARTELAMIENTOS POLICIALES: LAS RESPONSABILIDADES

 LOS AMOTINAMIENTOS POLICIALES En una columna anterior hablamos de la inconducta de sectores sociales, no solo marginados, que en cuanto tienen oportunidad de impunidad se “convierten” en saqueadores. Pero lo peor es que quienes son instruidos y supuestamente formados para proteger a la sociedad la usan para extorsionar a las autoridades legalmente constituidas, dejándola a merced de los delincuentes, de profesión u ocasionales. LAS RESPONSABILIDAD DE LOS GOBERNANTES El reclamo de que las Policías sean humanizadas, democratizadas y subordinadas a los poderes civiles constituidos no es nuevo. Las numerosas denuncias de apremios ilegales y hasta asesinatos en las Comisarías, la connivencia con el delito, entre otras cosas lo ponen de manifiesto. Pero sin duda la primera responsabilidad es de los gobernadores, anteriores y actuales. Las fuerzas policiales no fueron menos cómplices de los crímenes, torturas, desapariciones, persecuciones y robos durante la dictadura que las fuerzas armadas y de seguridad nacionales. Sin embargo, como dijo la presidenta, la Nación ha venido trabajando para encuadrar a las fuerzas armadas y de seguridad en el marco de la Constitución y las leyes. Los gobernadores no lo han hecho, por lo menos lo suficiente. Sea porque no pueden o porque no quieren. La sensación que nos queda es que optaron por tolerar y llegado el caso, encubrir, las conductas delictivas y autoritarias como única forma de mantenerlos subordinados. Y esto cuando la misma dirigencia política no es cómplice de los delitos practicados puertas adentro de las fuerzas policiales o con el objetivo de que éstas no revelen sus propias inconductas. Y en la última situación, sin duda hay también una gran responsabilidad del gobierno nacional. No hay argumentos que justifiquen el hecho de que con urgencia no se hubieran desplazado fuerzas de seguridad nacionales en Córdoba en la primera noche de saqueos. Logrado éxito en Córdoba el efecto contagio era inevitable, aunque la presidenta no lo crea. Que seguramente había, hay y habrá sectores antidemocráticos que aliente este tipo de acciones no tenemos dudas. Pero, tampoco hay que facilitarles el trabajo. LOS RECLAMOS JUSTOS Sin duda, en general, los empleados públicos en todo el país están entre los peores pagados, especialmente en los niveles inferiores. Esta situación incluye a los policías. Pero, así como decimos que los miembros armados policiales y de seguridad tienen un mayor compromiso con la sociedad, debemos decir también que la sociedad, representada por el Estado, debe reconocer, jerarquizar y pagar bien a estos servidores públicos. Jornadas agobiantes en las que luego de su horario normal deben cumplir horas de recargo para tener una mejor remuneración, problemas de estrés y cansancio físico como consecuencia de ello, presión constante al tener que hacer de fuerza de choque, equipamientos insuficientes, entre otras cosas representan una realidad que no desconocemos. ¿DEBEN SINDICALIZARCE? Dadas las exigencias a las que son sometidos y el hecho de que no tienen un canal para efectuar sus reclamos son datos que los gobernantes deberían tener en cuenta y cuidar e ir mejorando tanto la remuneración como las condiciones de trabajo. Seguramente la gente no tendría reparos en reconocer que las fuerzas policiales y de seguridad deben estar por encima del promedio de los empleados públicos, a condición claro, de que presten un servicio eficiente y confiable. De todos modos creemos que debe darse el debate acerca de la sindicalización. Si no un sindicato con las características conocidas, por lo menos el reconocimiento de alguna representación del personal que sea interlocutor válido a la hora de reclamar. LO QUE LOS AGENTES ARMADOS NO PUEDEN HACER No pueden dejar desprotegida a la sociedad. La extorsión y la intención de utilizar a la gente como herramienta de presión para conseguir sus demandas fueron evidentes. Y fue también evidente el abuso de tal poder. Reclamar aumentos de hasta un 300 % o más porque se creían con el poder de hasta meterse por la fuerza en el despacho de una gobernadora, como sucedió en Catamarca, colocó al movimiento en actitud de amotinamiento liso y llano. Seguramente no la mayoría, pero sin duda que hubo sectores que ya se veían destituyendo gobernadores y hasta poniendo en jaque al gobierno nacional. HACIA DONDE VAMOS?...también LT42 los viernes 8,20 y domingos de 8 a 9 (www.radiodelibera.com.ar); Por Radio Chart (www.mercedestotal.,com) y Taki los sábados de 8 a 9; por www.impactomercedes.com.ar, www.corrientesopina.com.ar, www.mercedesahora.com, www.mercedesopina.com.ar, www.mimercedes.com.ar

Semanario Paiubre