¿HACIA DONDE VAMOS...........? Por Cr. José Niveyro
PENSAMIENTOS DE MANUEL BELGRANO

PENSAMIENTOS DE MANUEL BELGRANO
10:16 |  LOS CIMIENTOS DE LA PATRIA Una vez más queremos recordar y rescatar algunos de los pensamientos del creador de nuestra bandera.

  La vida, la conducta y el pensamiento de Manuel Belgrano forman parte del cimiento que debiéramos cuidar. Al igual que el de San Martín y otros próceres que sacrificaron sus vidas sin pedir nada a cambio y menos por enriquecerse a costa del bienestar de sus conciudadanos. Todos debiéramos inspirarnos en sus pensamientos e imitar sus conductas, pero en particular quienes ocupan cargos de importancia y de cuyas decisiones depende parte, gran parte o toda la sociedad. EL DESPRENDIMIENTO: “Ofrezco la mitad del sueldo que me corresponde, siéndome sensible no poder hacer demostración mayor, pues mis facultades son ningunas y mi subsistencia pende de aquél, pero en todo evento, sabré también reducirme a la ración del soldado raso, si es necesario, para salvar la justa causa que con tanto honor sostiene V.E.” (carta al Primer Triunvirato, cuando fue nombrado comandante del Regimiento de Patricios, l5 de noviembre de 1811) LA VISION DEL FUTURO: “Cuando reflexiono que nada hay más despreciable para el hombre de bien que el dinero o las riquezas, y que adjudicarlos en premio, no sólo son capaces de excitar la avaricia de los demás, haciendo que subroguen el bienestar particular al interés público, (...) he creído propio de mi honor y de los deseos que me inflaman por la prosperidad de mi patria, destinar los expresados cuarenta mil pesos para la dotación de cuatro escuelas públicas de primeras letras.” (Respuesta a la Asamblea del Año XIII, el 31 de marzo de 1813, cuando se le quiso recompensar por el triunfo de la batalla de Salta). LA AUSTERIDAD: “Para el bien de la patria, ni para el buen servicio mío, hallo conveniente el honorífico título de Capitán General, y no veo en él sino más trabas para el trato social, mayores gastos y un aparato que nada importa sino para la vista del vulgar, por cuyas razones V.E. me permitirá, haciéndome una gracia, que no lo use, contentándome únicamente con las facultades que me revisten por el cargo que ejerzo”. (Oficio al Segundo Triunvirato, renunciando al grado de Capitán General con que quisieron premiarlo por el triunfo de la batalla de Tucumán, 31 de octubre de 1812). CONTRA LA CORRUPCION: (...)”Mi amigo, todo se resiente de los vicios del antiguo sistema, y como en él era condición sine qua non el robar, todavía quieren continuar. Es de necesidad que se abran muchos los ojos en todos los ramos de la administración y se persiga a los pícaros por todas partes, porque de otro modo, nada nos bastará”. (Carta a Mariano Moreno, 20 de octubre de 1810, camino al Paraguay). LA HUMILDAD “No ha sido ésta mi carrera y ahora tengo que estudiar para medio desempeñarme y cada día veo más y más las dificultades de cumplir con esta terrible obligación. (...) Crea que jamás me quitará el tiempo y que me complaceré con su correspondencia, si gusta honrarme con ella y darme algunos de sus conocimientos para que pueda ser útil a la patria”. (Carta al general San Martín luego de ser relevado del mando del Ejército del Alto Perú, 25 de setiembre de 1813).

Semanario Paiubre